martes, 16 de enero de 2018

La rueda de la fortuna, el mundo y el budismo



El simbolo de la rueda en el Tarot guarda mucha relación con las ideas budistas.

No es de extrañar que eso sea así. El Tarot contiene muchas ideas que llegaron a europa de manos de los cátaros, que a su vez provienen de grupos maniqueos y gnosticos, que a su vez tienen relación con el movimiento mahayana del budismo.

https://es.wikipedia.org/wiki/Catarismo

Cabe señalar que la propia historia de la renuncia del Buddha llegó a integrarse en el catolicismo en la historia de Josafat y Barlaam. También desde el maniqueísmo. Y que el propio Buddha pasó a ser el boddhisatva, a ser llamado bodisaf y finalmente cristianizarse como Josafat.

https://es.wikipedia.org/wiki/Barlaam_y_Josafat

No es pues de extrañar que La Rueda de la fortuna tenga un origen en esa transmisión cátara de las
ideas y simbolos gnosticos y maniqueos inspirados en el budismo.

Son famosos los mandalas que contienen la idea del circulo como símbolo del infinito, y la idea de un centro y los cuatro puntos cardinales.

Esa idea de expresar un mandala no correspondería tanto a la carta X sino a la XXI - El mundo que es la culminación del ciclo representado en el Tarot.


El nombre mismo de Tarot puede tener relación con la idea de rueda (Rota) en el sentido de Rueda de la vida, o rueda de las existencias (Samsara)

 Un estudioso del budismo dice que el samsara es el ciclo manico-depresivo universal.

La sucesión de euforia y desesperación que lleva de estados "divinos" a estados "infernales" en un ciclo interminable, que solo es ssuperado por el despertar.

Es evidente que esa aspiración a la gnosis y al despertar dista mucho del uso comercial del Tarot como método de adivinación.





No hay comentarios:

Publicar un comentario