domingo, 14 de enero de 2018

Historia del Tarot

ORIGENES DEL TAROT
Carecemos de documentos que certifiquen con certeza el origen del Tarot, y las pocas barajas que se conservan se desconoce si son copias de alguna anterior u originales.

Tenemos información de que la baraja ordinaria llegó a Europa de manos musulmanas en el Siglo XIV (por parte de los mamelucos(esclavos)de Persia).

Pero el Tarot propiamente dicho no aparece hasta finales del Siglo XV.

Así lo afirman historiadores como: | Stuart Kaplan | Ronald Decker | Depaulis Thierr | Michael Dummett |


En este periodo el Tarot ya tenía la estructura a la que estamos familiarizados: veintidós Arcanos Mayores ilustrados, y cuatro palos con catorce cartas cada uno, entre ellos cuatro cartas de la corte: rey, reina, caballero y la page. Las cartas de los Arcanos Mayores no tenían números ni nombres impresos, por lo que no podemos estar seguros de su orden o como eran llamados. Eso se contradice con la información de que, en 1377, el padre Johannes, prohibió el juego de naipes, mencionando seis tipos de de cartas, si es cierto que dicha prohibición habla de que las barajas contenían 78 cartas, ( las que reúne el tarot.) | Ver fuente |

Existe el Tarot de Carlos VI, que fue considerado durante mucho tiempo como el más antiguo por creerse del Siglo XIV aunque después se comprobó que es de finales del Siglo XV o comienzos del XVI.
 En la Biblioteca Nacional de París se conserva un juego de dieci­siete láminas de un tamaño de 19 x 10 cm legado a Luis XVI por Roger de Gaiqnieres en 1711, que durante mucho tiempo se creyó que formaba parte del Tarot pintado por Gringonneur en 1392, pero que procedente en realidad del norte de Italia, seguramente de Venecia, y pintado a finales del siglo XV. Dichas láminas carecen de leyendas y la numeración que figura en algunas de ellas es posterior, pero no existe la menor duda de que formaban parte de un Tarot. Todas ellas están pintadas a mano sobre pergamino por un excelente artista, y si bien presentan algunas diferencias con el modelo que consideramos clásico, éstas parecen ser debidas al deseo del artista de mejorar su calidad pictórica, por cierto muy elevada. . Estas cartas son: El Emperador, El Papa, El Amor, El Carro, La Justicia, El Ermitaño, La Fuerza, El Ahorcado, La Muerte, La Templanza, La Torre, La Luna, El Sol, El Juicio, El Mundo, El Loco y el Valet o Sota de Espadas.


Hay informaciones que buscan el origen mucho más atrás hacia un origen chino e hindú.

Respecto a las cartas tradicionales parece que eso es cierto:



Las cartas fueron inventadas en 1120 (según la cronología cristiana), y en 1132 en China ya estaban en uso generalizado.

Los juegos de cartas eran conocidos por los antiguos pueblos orientales. En Europa, las cartas no aparecen hasta la época anterior de las Cruzadas.
Las cartas chinas son consideradas las más antiguas, probablemente las progenitoras de las cartas actuales. Existen algunas variedades diferentes entre ellas. Las cartas de madera o cartas de bambú, el juego de hojas en tiras, llamadas así probablemente refiriéndose a su forma. Fueron creadas a partir de los primeros libros cuyas páginas se hicieron por separado, extraibles , para facilitar su uso, más tarde, se usaron como entretenimiento, lo que llevó a una reducción de su tamaño. Según esta teoría, este tipo de libros se empezaron a usar en China a mediados del siglo VIII, y si esto es cierto, “el juego de hojas en tiras” podría haber sido creado antes que las fichas de dominó. Estas hojas en tiras también son consideradas como las progenitoras del mahjong. Fuente

En Persia e India aparecieron las cartas Ganjifa que posiblemente fueran las que los mamelucos trajerona a Europa.

No se trata de Tarots, sino del antecedente de los 4 palos de la baraja, o arcanos menores. 



En todo caso la difusión europea del Tarot sabemos que data del siglo XV.


Sabemos del Tarochino de Bolonia que tuvo que ser anterior a la muerte de su inventor Francesco Fibbia, príncipe de Pisa, en 1419.
Es una baraja reducida de 62 cartas (porque se eliminaron los doses, treses, cuatros y cincos de los Arcanos Menores) Los arcanos mayores no llevan ninguna leyenda, y el Papa, la Papisa y el Emperador han sido “sustituidos” por figuras de árabes.



En 1432. Se pinta el tarot de Visconti-Sforza, se presume que los inventores serían Francesco Sforza con Bianca Maria Visconti. Esta es una de las barajas más antiguas que aún se conservan, en las láminas de las barajas se puede apreciar insignias heráldicas las ambas familias. Y la carta del dos de copas tiene la leyenda "amore mio".

La Minchiate Florentina: apareció supuestamente a principios del siglo XV, está compuesto de 97 cartas: 56 arcanos menores y 41 arcanos mayores.
Tenemos el tarot de Mantegna 1465 que era utilizado para la enseñanza.


 El primer tarot en el que las cartas comienzan a coincidir con el modelo de tarot de Marsella data de 1500. Se trata de la lámina Cary Yale, que en una hoja impresa plasma la impresión de varias cartas.

Algunos han llamado a la Hoja Cary el "eslabón perdido", que representa la etapa evolutiva entre las cartas italianas del Siglo XV y el patrón de las barajas francesas del Siglo XVII, pero es posible que fuese un patrón francés emigrado a Italia.
En la hoja estan las imágenes completas de 6 cartas, y fragmentos de otras 12 cartas. Si bien las imágenes carecen de título y número, como en los primeros mazos italianos, las seis cartas completos son bastante fáciles de reconocer como La Papisa, El Emperador, la Emperatriz, La Luna, La Estrella y El Mago.
Las cartas parciales incluyen La Rueda de la Fortuna, El Carro, Los Amantes, La Fuerza, El Sol, La Torre, El Diablo, La Templanza, y, posiblemente, El Colgado,La Justicia, El Papa, El Loco, El Siete y El Ocho de Bastos. Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario